Volver a correr después del parto: después de cuánto tiempo

Les pasa a todos las corredoras. Cuando dan a la luz no pueden esperar a correr de nuevo, pero no todas saben que tienen que esperar el tiempo necesario. Cuánto tiempo esperar, cómo empezar de nuevo y cuáles son los riesgos o beneficios, son todas las dudas de que las nuevas madres que son apasionadas de correr. Lamentablemente, muchas vuelven a correr antes de lo previsto sin conocer los riesgos. De hecho, la carrera en los primeros meses post partum incluso duele, generando consecuencias que no son precisamente agradables para la nueva madre.

La razón principal es el suelo pélvico.

¿Qué es el suelo pélvico?
Este término se refiere a un grupo de músculos que tienen origen e inserción en las porciones anterior, posterior y lateral de los huesos pélvicos y el sacro. Estos músculos, como dice el propio término, crean un «suelo» que sostiene los órganos presentes en la pelvis: útero, vejiga, recto y vagina.

Acontecimientos como el parto, traumatismos, menopausia, actividad deportiva intensa o una simple predisposición, pueden provocar una disfunción y debilitamiento del perineo, con consecuencias en el tiempo como: dolores lumbares y pélvicos, prolapso genital y, entre los más frecuentes, incontinencia urinaria por el ejercicio. En particular, durante el embarazo, el suelo pélvico debe soportar un mayor peso y durante el parto, especialmente en caso de laceración o episiotomía (corte), sufre daños.

La consecuencia más común es precisamente una pérdida muy pequeña de orina, con tos, estornudos, escaleras, saltos, correr, etc., pero también puede ser una sensación de pesadez o presión.

No se recomienda correr sobre un suelo pélvico suelto porque, en cada salto, los tejidos se tensarán, sin ser capaces de responder adecuadamente a la falta de firmeza produciendo así incontinencia. No hay un tiempo definido para esta espera, es subjetivo, pero normalmente hablamos de al menos 4-6 meses.

Así que la respuesta a la pregunta es: ¡vuelve a correr cuando tu suelo pélvico esté bien!
Para ayudar a que el suelo recupere su tono, como cualquier músculo, debe ser entrenado. Hay ejercicios para este propósito, pero si el problema persiste es mejor contactar a un fisioterapeuta u osteópata.

Otra razón por la que sería mejor esperar un poco antes de volver a correr es que los músculos de todo el cuerpo y los que participan en el acto de correr, por mucho que entrenes constantemente durante el embarazo, ciertamente han perdido un poco de tono. Comenzar a correr sin tonificarlos primero significaría correr el riesgo de lesiones, la estructura muscular no soportaría la carga y sentirías la fatiga antes. Además, al no tener una zona abdominal fuerte, se corre el riesgo de mantener una postura incorrecta.

¡Madres corredoras, no se apresuren!


Para todos los productos de running existe Deporvillage

Karen Pozzi

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here