En nuestro anterior artículo para hablarte de lo bueno que es hacer ejercicio,  queríamos llamar tu atención sobre la importancia que tiene no lanzarse sin más hasta reventar.

Tengamos claro que es irrefutable que practicar deporte sólo los fines de semana o de forma discontinua es una rutina que  aumenta con el buen tiempo, pero también es cierto que es un factor de riesgo de sufrir lesiones.

Así mismo el estrés diario, las prisas por llegar al gimnasio y empezar cuanto antes, echar a correr según  sales por la puerta de tu casa o subir la rampa que hay en tu calle nada más salir como un poseso… son garantías de fracaso. Llegará en forma de lesión o en forma de falta de rendimiento, sin duda.

Decidir superarse, cambiar tus malos hábitos, volverte definitivamente sano no puede pasar por ponerse a sudar sin más, sin continuidad, sin plan alguno. Ten claro entonces que antes de hacer deporte hay que ponerse en forma.

Unos 16 millones de personas mayores de 14 años practican deporte en toda España y de estos, tres de cada cuatro lo hacen “por libre”, por eso la Sociedad Española de Traumatología del Deporte anima a practicarlo de forma más regular y bajo una buena supervisión.

Lo primero de todo a la hora de empezar a hacer un deporte regularmente es establecer unos parámetros:

-en que peso corporal debo situarme para realizarlo con garantías.

-que material es preciso y adaptado al mismo.

-que compromisos me va  a suponer.

-que forma física tengo y que debo hacer para predisponerme a los primeros esfuerzos.

Empezemos por predisponer nuestro cuerpo con una alimentación adecuada. Sin grandes depresiones, fijando hábitos, equilibrando nuestra constitución al peso ideal.

Si es tan cierto que no se nos ocurriría jugar al padel con aletas, no lo es menos el hecho de no echar a correr con zapatillas de tenis. Cada deporte tiene un calzado y correr sin el calzado adecuado no es una apuesta espartana, es un error grave. Utilizar ropa adecuada siempre,  ya tendrás tiempo de buscar lo mejor o lo más puntero.

Si empiezas los resultados llegarán, pero no te retires a medias.

Tu compromiso con horarios, personas, hábitos debe permanecer en el tiempo. La forma se gana con esfuerzo y tesón pero se pierde facilmente. El deporte debe ser un hábito no una ocasión.

Te recomendamos leer: Consejos para mujeres Runners principiantes

Puedes optar por pertenecer a ese 75% de los españoles que hace deporte de “por libre”, pero chequeo médico, entrenador personal, grupo de referencia (incluso si tu deporte no es de equipo), monitoraje de sesiones son imprescindibles si quieres hacer las cosas bien. Notarás los beneficios.

Practicar deporte te aportará muchas cosas: salud, sociabilidad, autoestima, carácter. Pero hacerlo sin cabeza puede traer disgustos y desilusiones. Apuesta fuerte, desde Deporvillage te animamos a no entrar en el círculo vicioso de sedentarismo-vuelta al ejercicio- lesión-sedentarismo. Y para todo lo demás estamos a tu disposición.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here