la posición correcta del ciclista

La salud y el bienestar están inevitablemente ligados. Este puede ser uno de los motivos por el cual el ciclismo se ha hecho enormemente popular en todas las diferentes modalidades.

No obstante, disfrutar de la bicicleta se puede ver afectado por diferentes tipos de dolor, como el dolor de espalda, cuello y rodillas. Muchas veces, estos problemas tienen su origen en una mala posición del ciclista sobre su bicicleta. El tamaño correcto del cuadro y unos buenos ajustes de la bicicleta influyen enormemente en el rendimiento y el confort, y ambos son una parte esencial para prevenir posibles lesiones.

En este sentido resulta muy interesante el método biomecánico denominado bikefitting que tras evolucionar a lo largo de 25 años ha establecido un proceso que permite optimizar la eficiencia del ciclista en la bicicleta, prevenir lesiones y obtener una posición confortable.

Este sistema se basa en buscar la posición correcta del ciclista sobre la bicicleta a partir de las medidas individuales de cada uno. Es cada vez más solicitado por los ciclistas -tanto de bici de montaña como de carretera- que quieren extraer el máximo rendimiento posible.

Está basado en un proceso de toma de datos sobre las medidas antropométricas del deportista,  el tipo de actividad o modalidad ciclista que desarrolla, los problemas que pueda presentar el sujeto a nivel físico o técnico y el análisis combinado de todas las variables en conjunto.

La musculatura debe de ser capaz de generar una fuerza máxima, pero esa fuerza máxima es diferente en función del nivel de acortamiento o elongación del propio músculo; lógicamente ello va a implicar que la capacidad de generar trabajo de un músculo sea diferente en función del ángulo de la articulación sobre la que actúa.

Por lo cual la posición sobre la bicicleta va a determinar que las diferentes articulaciones involucradas en el movimiento, principalmente cadera y rodilla funcionen en unos ángulos determinados. Aquí está la clave del bikefitting.

Afortunadamente este tipo de tecnología aplicada al deporte no está solo al alcance de la élite y sus beneficios son aplicables a cualquier deportista que quiera subirse a una bicicleta y obtener el mejor rendimiento de su esfuerzo y la custodia de su salud.

En nuestro país existen centros de medicina deportiva y profesionales del sector que disponen de los medios técnicos necesarios y capacitación  para este tipo de estudios. No dudes en valorar recurrir a ellos, está en juego tu salud y eficacia deportiva. Desde Deporvillage te animamos a ello.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here