En Deporvillage nos gusta animaros a hacer deporte. Y no lo hacemos por una simple motivación de negocio, lo hacemos porque la filosofía de nuestra empresa no es solo equipar deportistas sino facilitaros entrar en contacto, iniciaros y manteneros en la cultura deportiva:

hacer deporte.

Hace semanas publicamos un sencillo artículo mencionando un deporte en auge, el trail running con unos sencillos consejos para pasar del asfalto a la montaña.

No pretendemos ser una referencia sobre la tecnificación deportiva, pero si queremos ayudar a todos aquellos que practican deporte de forma ocasional o bien se inician en el, a iniciarse razonando e ilustrándose de forma básica sobre el como y el porqué de diferentes disciplinas y aspectos relacionados con la práctica deportiva.

Hoy volvemos a la carga con esta joven modalidad de carrera, que si bien ya practicaban los primeros pobladores del planeta en busca de alimento, en nuestro país podemos decir que se inicia en los años 80. Decimos se inicia pues en esas fechas es cuando comenzaron a celebrarse las primeras pruebas que han dado lugar a un amplio calendario anual en la actualidad.

Bien sea organizadas por la Federación Española de Escalada y Deportes de Montaña (FEDME) o por la Federación Española de Atletismo (RFEA) de forma oficial y por entidades locales, clubes deportivos o empresas, en nuestro país disponemos de un amplio catálogo de carreras de diferentes modalidades en el entorno de la montaña.

Como nos gusta ser concretos y prácticos, hoy te dejamos 7 claves para que puedas ser un corredor todoterreno, de altura, para que te pases si quieres del asfalto a la montaña porque como en todo deporte, no hace falta ser el número uno del ranking, lo que importa es sentirse bien buscando tu propio límite.

1– En montaña los ritmos son diferentes al asfalto. Vas a tardar casi siempre el doble de tiempo en subir que en bajar.

2– Si compites en alguna prueba reservate al principio pues el gasto energético es mucho mayor.

3– Si se te hace duro, disfruta del paisaje. Muchas veces pensamos que vamos lentos o no es tu medio… pero ¿quien va rápido subiendo?.

4– Subiendo acorta la zancada y aumenta la frecuencia y si tienes que andar hazlo.

5– Es bueno practicar en terrenos difíciles o incluso en escaleras. La cuestión es buscar un fuerte desnivel, subirlo y bajarlo con intensidades variadas. Ganarás confianza.

6– Si entrenas y corres en altitudes remarcables vigila los cambios de meteorología. Hazte experto en lo imprevisible.

7– Será recomendable no hacer entrenamientos de mas de 2 horas. El cuerpo  no lo asimila y solo ganarás en fatiga.

Y recuerda para todo lo demás Deporvillage.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here