La mayoría de nosotros nos hemos sentido atraídos por los precios bajos, aunque fuera por una vez, y nos hemos preguntado si valía la pena correr el riesgo de comprar en webs no oficiales. Para salir de dudas, nos hemos dejado caer en la tentación: hemos comprado, analizado y contrastado las diferencias. ¿Cuáles serán los resultados? A continuación.

Diferencia de precio

Nos preguntamos cuál era la diferencia de precio, y sobretodo, si sale a cuenta el esfuerzo por comprar en este tipo de webs. Para ello, empezamos examinando el maillot Pro del equipo Trek-Segafredo, producido por Sportful. En relación al precio, el maillot de imitación cuesta 15 dolares (aprox. 12,95 €), mientras que el maillot original vale 74,9 €. Es decir, la diferencia es de 61,95 €.

Diferencia de servicio

Lo primero que vemos antes de terminar el pedido, es el tiempo de entrega. Desde China son 33 días, mientras que desde un e-commerce europeo son de 2 a 4 días, con un pequeño incremento de 3€ por la entrega. Hubiéramos podido utilizar una empresa de transporte premium, pero el coste habría subido a 38 dólares.

Pero, ¿cuáles son las otras diferencias?

Partimos de la base que el producto de imitación es claramente falso, y por lo tanto, la venta sería ilegal. Lo sabemos porque, si nos fijamos en la foto, vemos que la bolsa no tiene el logotipo del fabricante. No obstante, hay muchas más diferencias que ahora analizaremos:

  • Cremallera: el maillot original lleva una YKK, líder en el mercado, que es muy fiable y cuenta con las costuras laterales rojas. En la versión copia, la cremallera no tiene marca y sus costuras laterales son negras, además de ser mucho más ancha. Por otro lado, las costuras que siguen hacia el cuello parecen algo improvisadas.

  • Color: el rojo no comparte la misma tonalidad que en el maillot original.
  • Acabado manga exterior: tal y como podemos comprobar en la foto, la manga de la versión de imitación parece doblada al azar, con una costura menos sólida y una amplitud del brazo mucho más estrecha. Además, el corte tiene muchas imperfecciones.
  • Tejido: es uno de los factores más importantes en la comparativa, pues el tejido del maillot de imitación es mucho más ligero, ahorrando peso y calidad. Además, tarda más tiempo en secarse y retiene el mal olor.
  • Silicona: incluso aquí vemos una diferencia considerable en relación a la calidad. El maillot original incluye las letras Sportful, mientras que el otro tiene Dreamsport. Por otro lado, el cosido es más sencillo y económico.
  • Gráfico: en este apartado podemos ver muchos errores que diferencian el maillot original del falso: línea vertical, logotipo Segafredo, logotipo Sportful, traducción de Trek Factory Racing (¡Factory Racino!), etc.
  • Costuras internas: tal y como podemos comprobar en la imagen, la máquina de cortar y coser, que sirve para confeccionar el maillot, trabaja de una forma más bruta, dando lugar a un corte imperfecto y a unas costuras gruesas.
  • Corte manga: el diseño del corte de la manga es mucho más casual. A partir de la comparación entre tallas, existe una diferencia de diámetro de casi el doble, de forma que se irá moviendo mientras estemos pedaleando. Un efecto que todo ciclista odia.

 

La diferencia… ¿lo vale?

El conjunto de las características y las diferencias examinadas nos lleva a considerar que la durabilidad del producto falso es mucho menor.

Como juicio final, pudiendo ser expuesto a un nivel de subjetividad, esperar más de un mes para tener el producto no vale la pena.

Y ya para rematar, cuando el primero de nuestro grupo reconozca nuestro maillot fake, nos convertiremos en los tacaños del “Factory Racino” para siempre.

Por lo tanto, compra siempre productos originales. Los encontrarás todos en Deporvillage.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here