Lavado correcto de tu maillot. Cómo hacerlo

Si una cosa diferencia los maillots del resto de ropa que utilizamos para vestirnos en nuestra vida cotidiana son, sin duda, la tecnicidad y tecnología de los tejidos que emplean.

Las prendas ciclistas están concebidas para usarse mientas realizamos actividad física. Por tanto, cuentan con propiedades que no queremos perder, como por ejemplo la de evacuar el sudor o el agua, la de ser transpirables, la de ser ligeras y elásticas, entre otras. Esto hace que sus tejidos y fibras sean diferentes respecto a la ropa convencional. Por lo general, estas piezas son bastante más sensibles y vulnerables, especialmente a los cambios de temperatura o a la exposición a determinadas bacterias, entre otros aspectos.

Cuidar la prenda, alarga su vida útil

Si queremos que nuestra equipación de ciclismo dure un largo tiempo y lo que es más importante, que lo haga manteniendo sus propiedades, debemos evitar en la medida de lo posible el exponerla a las condiciones que deterioren sus tejidos.
El lavado es una de esas situaciones potencialmente peligrosas a la que, además, sometemos en multitud de ocasiones nuestras equipaciones deportivas ya que su uso implica que tengan que soportar nuestro sudor, humedades, manchas de barro, de grasa, restos de barritas energéticas, geles, etc.

Lo que debes tener en cuenta

En Deporvillage queremos darte algunas ideas prácticas para que, precisamente, no dañes más de lo necesario tu maillot de ciclismo cada vez que lo lavas. Vamos a detallarte unos sencillos consejos que debes aplicar si aspiras a conservarlo varias temporadas y lo que es más importante, conservarlo con sus propiedades tales como la elasticidad o transpiración intactas.

1. Presta atención a la etiqueta
Aunque parezca obvio, en la etiqueta de tu maillot aparecen de manera resumida las principales recomendaciones a la hora de lavarlo. Mediante simbología universal tendrás una primera información práctica y valiosa.

2. Vacía los bolsillos
Otro detalle que puede parecer obvio, pero que a menudo se nos olvida, es que en los bolsillos traseros del maillot suelen ser el lugar en el que guardamos un gel, los restos de una barrita que nos hemos comido, pero también un adaptador metálico para la válvula de la cámara o una llave multiusos. Objetos que, de lavarse junto con el maillot, pueden dañar sus tejidos, llegando incluso a romperlos en el caso de tratarse de piezas más contundentes como las herramientas.
Revisa siempre los bolsillos y comprueba que están vacíos antes de introducir la prenda a la lavadora.

3. Elimina las manchas antes de llegar a la lavadora
Montando en bici puede ocurrir que tu maillot se manche de barro o grasa, por ejemplo. En ese caso, es importante eliminar esas sustancias cuanto antes, incluso antes del lavado en la lavadora. EL motivo es evitar que estos residuos se impregnen en el tejido, lo que haría que fuera todavía más complicado eliminarlas. Frota con jabón neutro y agua tibia sobre las manchas más importantes, antes de poner el maillot en la lavadora.

4. Evita que el sudor permanezca días
En ocasiones, después de usar un maillot lo dejamos apartado y olvidado durante días en el cesto de la ropa sucia, hasta que nos acordamos de lavarlo. A pesar de que los maillots de cierta calidad ya tienen tratamiento anti bacteriano, no es recomendable que el sudor, que contiene infinidad de bacterias, permanezca tantas horas en contacto con los tejidos. Por ese motivo es importante que, previo a la lavadora, realicemos un ligero lavado, frotando suavemente con un jabón específico para ropa técnica, para eliminar el sudor en el caso que no vayamos a poner la prenda inmediatamente en la lavadora.

5. Cuida la temperatura del agua
Como hemos comentado, con la exposición a cambios bruscos de temperatura o cuando estas son muy elevadas, los tejidos sintéticos de un maillot pierden sus propiedades y acaban dañándose. Para evitarlo, hay que configurar la lavadora con una temperatura de agua nunca superior a los 30ºC..
Si empleamos temperaturas elevadas corremos el riesgo de que la prenda se encoja y pierda además esa elasticidad que tanto confort nos proporciona en marcha.

6. Cierra las cremalleras
Las posibles cremalleras que puede contener un maillot como puede ser la de los bolsillos o la frontal del pecho, deben permanecer cerradas durante el lavado. De esta manera se evitará que dentro de la lavadora las partes metálicas de la cremallera dañen o desgarren incluso la prenda.

7. Tiende el maillot del revés
Cuando te dispongas a tender el maillot, hazlo colgándolo del revés. Evitarás que la exposición directa con el sol y en muchos casos una elevada temperatura que hará que la prenda pierda elasticidad y, sobre todo, el tono de sus colores.

8. No centrifugues ni pongas las prendas a la secadora
La manera más cuidadosa y menos dañina para secar nuestro maillot es tendiéndolo. Por la acción del sol y el aire. Evitar en ese sentido centrifugados o el uso de secadoras, que además de mover y golpear violentamente la prenda, generan cambios bruscos de temperatura en el interior y hace que los tejidos se vuelvan menos elásticos y frágiles.

9. Usa un jabón o producto químico especialmente formulado para tejidos técnicos
El jabón que utilizamos para lavar estas prendas es muy importante. Como ya hemos dicho, los maillots son piezas de ropa con propiedades muy concretas que debemos cuidar bien si queremos que se mantengan durante tiempo en las mejores condiciones posibles. Por ello, recomendamos usar detergentes específicamente formulados para el cuidado de los tejidos técnicos tales como la transpirabilidad, impermeabilidad o elasticidad.

10. Evita usar suavizantes
El uso de los suavizantes deteriora con mayor rapidez los tejidos sintéticos y técnicos como los de los maillots de ciclismo. Aunque puedan ser habituales para hacer la colada
convencional en casa, no es recomendable el uso de suavizantes cuando tu lavadora contenga prendas ciclismo.

11. No planches el maillot
Aunque seas un maniático de las prendas con aspecto y presencia perfecta, quítate la idea de la cabeza de planchar tu maillot. Las elevadas temperaturas y su aplicación directa sobre los tejidos los quemaría en un instante, además de destruir elementos adheridos a la prenda como los paneles reflectantes o los logotipos.

Summary
Lavado correcto de tu maillot. Cómo hacerlo
Article Name
Lavado correcto de tu maillot. Cómo hacerlo
Description
Las prendas ciclistas están concebidas para usarse mientas realizamos actividad física. Por tanto, cuentan con propiedades que no queremos perder, como por ejemplo la de evacuar el sudor o el agua, la de ser transpirables, la de ser ligeras y elásticas, entre otras. Esto hace que sus tejidos y fibras sean diferentes respecto a la ropa convencional.
Author
Publisher Name
Deporvillage Magazine
Publisher Logo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here