La equipación completa del Trail Runner: Complementos

La equipación del trail runner es un asunto serio. Ahora es el momento de hablar de los complementos que, en el trail running, son todo menos accesorios: ¡son los artículos de los que no vas a poder prescindir!

Aquí tienes una lista de los imprescindibles para salir a correr en la montaña.

1. La mochila

Primera regla: hay que comprarla más pequeña de lo que podríamos pensar. Cuanto más grande es la mochila, más se acaba llenando de cosas innecesarias. ¿Pero cómo de pequeña? Una mochila de 8 o 10 litros es lo ideal, pero la verdadera diferencia radica en la presencia de varios bolsillos, con y sin cremallera. Claramente estamos hablando de una mochila para distancias cortas, hasta 60/70 km:  si hablamos en cambio de ultra trails o de excursiones de dos días, es obvio que el tema cambia, porque el equipamiento mínimo necesario aumenta.

Lo que no puede faltar en este caso son los bolsillos para los bidones (hablaremos de ellos en el apartado sobre la hidratación), un gran bolsillo principal y otros bolsillos, con al menos uno hermético para los objetos de valor, como las llaves del coche, las tarjetas de crédito y algo de dinero. Por supuesto, el silbato de emergencia también es imprescindible.

Otra característica importante de la mochila es tener la posibilidad de fijar el porta bastones.

2. La hidratación

La diferencia entre correr en la carretera y en el trail es que, en este último caso, puedes encontrarte en emergencias repentinas y a kilómetros de distancia del primer refugio. Por lo tanto, la hidratación tiene un papel fundamental.
Básicamente tenemos dos opciones.

  1. Camel bag: la bolsa que cabe en un bolsillo de la mochila y de la que se bebe a través de un pequeño tubo. Hay quienes la aprecian y quienes no. Es muy cómoda porque se coloca en un lugar donde el peso se distribuye muy bien pero, por ejemplo, no hay forma de darse cuenta de cuánto líquido queda en ella. 

  1. Bidón: los hay para llevarlos en la mano, o los que colocan en el pecho o los que se meten en los bolsillos específicos de la mochila. La única regla fundamental es que no hay que utilizar en absoluto los bidones de ciclismo! Son mucho mejor dos flasks de silicona de medio litro: para que salga el agua, habrá que apretar la boquilla con los dientes, y así se evitará cualquier derrame accidental. Además, al tratarse de una botella blanda, irá reduciendo su volumen a medida que se va bebiendo el agua, y esto nos indicará inmediatamente la cantidad de agua que queda. Por último, tras el primer sorbo, saldrá también el aire de la flask, para que el líquido restante no burbujee.

3. El vaso

La vaso del trail runner es la evolución de la antigua taza de metal de excursionismo. Recomendamos comprar un vaso de silicona hipoalergénica, que es muy ligera.

4. Las gafas

Algunos dirán que son un complemento extra, para nosotros no es así. El sol es un aliado, pero puede crear problemas en los recorridos largos: recordemos que Baldini, según sus propias palabras, ganó las Olimpiadas también gracias al uso de gafas, que le ayudaron a mantener la cara más relajada y, por tanto, a gastar menos energía.

5. Los bastones 

Puedes llamarlos como quieras: bastones, palos, postes. Hay quienes los aman y quienes los odian y, a menudo, quienes los odian es porque no saben utilizarlos bien. La ventaja de los bastones es innegable: protegen la espalda y las rodillas, y te permiten gastar mucha menos energía. Hay tutoriales sobre cómo usarlos, pero el consejo de un amigo es aún más útil. Recuerda siempre sujetarlos con las puntas hacia delante y hacia abajo, si los tienes en la mano (exactamente como se hace con un paraguas). Los demás runners te lo agradecerán.

Pero, ¿qué tipo de bastones deberías comprar? ¿Fijos? ¿Plegables? ¿Telescópicos? ¿Ajustables o de longitud fija? ¿Curvados? Todo es muy subjetivo y la respuesta llega después de muchas pruebas. Los telescópicos suelen ser más frágiles pero son cómodos, mientras los no plegables hay que sujetarlos siempre en la mano, pero son ligeros y baratos. En resumen, cada uno tiene sus pros y sus contras. Luego están los curvados: a algunas personas les encantan, y además tienen una correa que permite llevarlos cruzados en el hombro, en forma de bandolera.

6. El reloj

Hay muchos, todos muy buenos: no hace falta describirlos aquí. Pero lo que queremos decirte es que el reloj es un accesorio indispensable, porque no podemos prescindir de altímetros y mapas. Los mapas, sobre todo, pueden ayudarnos en situaciones muy complicadas. 

7. Los manguitos

Altamente recomendables: a menudo basta con cubrir una pequeña parte del cuerpo para sentirse bien en todo el cuerpo. Además, ocupan muy poco espacio, así que ¿por qué no?

8. Los guantes

Las extremidades son lo primero que se enfría, por lo que el guante es un accesorio necesario. Una advertencia: Si corres bajo una lluvia intensa, deberías considerar unos guantes realmente impermeables para evitar sentir mucho dolor en las manos.

Todo lo que necesitas para tus salidas de Trail Running, está en Deporvillage.

Stefano Francescutti

Sumario
Nombre del artículo
La equipación completa del Trail Runner: Complementos
Descripción
La equipación completa del Trail Runner: Complementos La equipación del trail runner es un asunto serio. Ahora es el momento de hablar de los complementos que, en el trail running, son todo menos accesorios: ¡son los artículos de lo …
Autor
DeporVillage
Nombre del Publisher
DeporVillage
Logo del Publisher
La equipación completa del Trail Runner: Complementos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.