L’Eroica Gaiole

L’Eroica Gaiole es seguramente una de los eventos ciclistas más importantes en Italia, junto con 9 Colli y la Maratona delle Dolomiti, aunque se diferencia de éstos dos por no ser una competición. Los requisitos son: levantarse temprano por la mañana, utilizar la bici y pedalear muchas horas. Pero repito, no es una carrera: l’Eroica es algo más.

L’Eroica: definición

L’Eroica se puede definir como el “evento cicloturístico no competitivo”, o para ser más precisos, “el evento cicloturístico no competitivo con equipación y bicicletas antiguas”, o mejor aún, “el evento cicloturístico no competitivo con equipación y bicicletas antiguas donde prevalecen las conocidas pistas de tierra blanca italianas (strada bianca)”.

Pero en realidad L’Eroica es una celebración.

L’Eroica: un poco de historia

L’Eroica nace en 1997 como una idea de Giancarlo Brocci, apasionado del ciclismo, especialmente de todo aquello épico que conlleve esfuerzo y fatiga. Hace 20 años, Giancarlo y otros 90 “cazadores de sentimientos y emociones” más dieron la bienvenida a la primera edición de esta celebración.

La partida está en Gaiole en Chianti, pueblo donde todavía vive Giancarlo.

L’Eroica: la fórmula

L’Eroica es un evento cicloturístico que se corre el primer domingo de octubre. Para recorrerla, se precisa tener ganas de agotamiento y… ¡un gran fondo!

La salida se desarrolla “a la francesa”, es decir, cada participante es libre de empezar cuando quiera dentro de una franja horaria. No se utiliza ningún chip, simplemente se recorre con un roadbook que se sella en los diferentes checkpoints.

L’Eroica: la bici y la equipación

El requerimiento principal para participar en l’Eroica y revivir el ciclismo de años atrás es, por supuesto, el uso de una bicicleta y equipación antiguas. En relación a la ropa, es bastante simple: se admite todo lo que no es lycra, aunque para ser sincero, si quieres llevar tu chubasquero de último modelo por si llueve, nadie te mirará mal.

En relación a las bicis, el procedimiento es un poco más serio: se admiten vehículos de los años 80 como máximo, así que fácilmente puedes encontrar participantes con bicis de los años 20. Además, deben cumplir estas características:

  • Cuadro de acero
  • Palancas de cambio en el tubo diagonal del cuadro
  • Cableado de frenos exterior desde la palanca de frenos
  • Pedales con rastreles
  • Ruedas con un mínimo de 32 radios y llantas de perfil bajo

El único accesorio moderno permitido es el casco homologado, pero como dije, está permitido y no obligatorio.

L’Eroica: los recorridos

Los recorridos de l’Eroica Gaiole son 5, mientras que los kilómetros a elegir son 46, 75, 115, 135 y 209. Prácticamente todos se sitúan en “strada bianca”, aunque por supuesto, también recorren rutas de asfalto entre una zona y otra. Tú decides: ¿Cómo de eroico te sientes?

L’Eroica: los restaurantes

Los sitios donde comer de l’Eroica merecen un párrafo aparte: olvídate de las barritas energéticas, maltodextrinas, sales minerales o bebidas proteicas. Aquí el menú incluye: salami, mortadela, ribollita (receta típica) y tostadas. ¿Y para beber? ¡Chianti, por supuesto!

L’Eroica: la aldea

La aldea de l’Eroica es un sitio donde vale la pena pagar por acceder. Allí encontramos docenas de docenas de carros de ropa y complementos vintage, y cientos de coleccionistas que tratan de intercambiar piezas de otra época. Yo no soy un coleccionista ni tengo un especial interés por todo lo que está lejos del contemporáneo. Aún así, disfruté mucho viviendo esos momentos, que solían terminar con un apretón de manos, una palmadita en la espalda y un brindis con una buena copa de vino tinto.

L’Eroica en el mundo

L’Eroica se ha convertido en una verdadera marca y se ha expandido por todo el mundo. En su página web, encontramos los diferentes Eroiche, desde Sudáfrica hasta California, desde España al Reino Unido y etcétera.

Además, en 2016 nació la Nova Eroica: se recorre siempre en carreteras prevalentemente blancas, ofreciendo la posibilidad de utilizar bici y ropa moderna.

L’Eroica: al menos una vez en la vida

Si te apasiona el ciclismo, te aconsejo de verdad que participes en L’Eroica, por lo menos un vez.

Olvídate de los entrenamientos, los carbohidratos y las proteínas post training. Olvídate de los watt y el carbono, el goretex y el pulsómetro. Olvídate de la competición. Olvídate de depilarte, si quieres. Olvídate de lo que estás acostumbrado a recordar cuando estás en tu Granfondo. Olvídate de todo eso y ábrete a la fatiga, al polvo, a las risas, a la cola por un plato sabroso y a los fantásticos voluntarios, que en los restaurantes te preguntaran:

“¿Sangiovese?”

“Sí, por favor.”

Recomendaciones

Es bastante difícil apuntarse dado al gran número de solicitudes por entrar, por parte de participantes de todo el mundo. Por este motivo, hay que hacerlo con antelación.

Si no consigues entrar en la lista de participantes, siempre tienes la opción de la ruta permanente, que se puede recorrer todo el año.

Gaiole in Chianti no dispone de muchas instalaciones; si te decantas por alojarte en un hotel, ten en cuenta que hay que reservar casi un año antes.

Lleva contigo mucho bicarbonato de sodio para el famoso plato “ribotilla”; no es nada simple de digerir, sobre todo antes de una subida del 9%.

Stefano Francescutti

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here