Jan Margarit y Stian Angermund-Vik en busca del récord de KV

1.000 metros de desnivel positivo en solo 1’89km y con una pendiente media del 48%. En Cabrales (Asturias) se encuentra uno de los kilómetros verticales más duros del mundo: el del Aventón. Ahí se citaron dos de los mejores especialistas de la distancia: Stian Angermund-Vik Jan Margarit. A pesar de la dificultad del reto, ambos se propusieron intentar batir el récord del mundo de kilómetro vertical fijado por Philipp Goetsch en 2017 en La Fully (Suiza) en 28:53.

Empezamos muy rápido y llegamos a ir durante unos metros por delante del récord pero, después, se volvió muy duro. A los 600m sentí que era difícil seguir tirando”, explicaba el noruego que, sin bastones, llegaría al final con un tiempo de 31:01. “Stian iba rapidísimo. El terreno estaba bastante seco, no resbalaba y la verdad es que he disfrutado del recorrido, de las vistas, de la gente animando… pero era muy duro”, valoraba Margarit. El de Matadepera completaría el recorrido en 33:10, descolgándose un poco de Stian tras los primeros 200m. “Ya te dije que no usaras bastones, lo hacen más duro”, comentaba en broma Angermund-Vik a su llegada mientras le animaba en sus últimos metros.

A pesar de no superar el registro de Goetsch, Margarit y Angermund-Vik han mejorado sus propias marcas personales en kilómetro vertical. El noruego tenía un mejor tiempo de 34:16 y el catalán de 35:33. Ambos los han fijado en 31:01 y 33:10 respectivamente y, además, Angermund-Vik ha marcado un nuevo récord en el KV del Aventón (31:01), mejorando el anterior de 34:02. El reto fue retransmitido en directo a través del Facebook de Salomon Running.

Encuentra los mejores productos Salomon en Deporvillage.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here