Encuentra los mejores consejos para iniciarte en el trail running con seguridad.

En los últimos años, el trail running ha experimentado un auge muy considerable. Los nuevos practicantes de esta modalidad provienen tanto del running como del sedentarismo; personas que han encontrado, en este deporte, una vía de escape para realizar una actividad deportiva en la naturaleza.

En este artículo, no me centraré en el tipo de entrenamiento a realizar durante una sesión de trail, si no en cómo dar los primeros pasos con seguridad en un terreno en el que no se está acostumbrado a correr, para desenvolverse en él con confianza.

Debemos tener en cuenta que nos encontraremos terrenos irregulares y diversos, con una variedad de elementos combinados con los desniveles propios del terreno montañoso: piedras, rocas, raíces, barro, hierba, terreno duro y resbaladizo…

Algunos pueden considerar el trail running como un deporte de riesgo ante la inseguridad de correr sobre terrenos irregulares y desniveles pronunciados. Si no tenemos los reflejos al día, fácilmente podemos tropezar y darnos un buen revolcón. Éste es uno de los motivos que más he oído para evitar correr fuera de las calles y el asfalto.

Pero no todo es blanco o negro: existen posibilidades intermedias para introducirse al trail running y progresar sobre la gran variedad de terrenos de una forma rápida. Ganando confianza y mejorando la forma física, conseguirás incrementar tus propios límites.

Ponte en marcha

  • Primeros pasos: el inicio ha de ser progresivo, buscar recorridos fáciles, con desniveles suaves y un terreno poco técnico. Correr en estas superficies supone un trabajo extra en los tobillos para estabilizar la pisada, por lo que se deben ir reforzando y adaptando poco a poco.
  • Ritmos: olvídate de los ritmos de carrera. Corre sin prisas y sin marcarte tiempos por distancia, empezando por mantener la duración de tus entrenamientos habituales. En poco tiempo y sin darte cuenta, realizarás salidas más largas porque favorecerás la recuperación activa, pudiendo aguantar sesiones de mayor duración.
  • Subidas: en la montaña encontramos desniveles de todo tipo. Aunque las interminables subidas y bajadas nos hagan sufrir, son uno de los motivos que atraen a muchos de los trail runners. Deben servir como una fuente de motivación para superarnos constantemente.
    Para afrontarlas, no te agobies ni te sientas culpable por tener que caminar; hasta los mejores corredores caminan para superar ascensos. Piensa que al caminar en una subida, el trabajo muscular y aeróbico sigue siendo muy alto. Mi consejo es ponerse a caminar antes de quedarse sin fuerzas por intentar ascender corriendo. De esta forma, evitarás debilitarte más. Caminar te hará fuerte y llegarás con más fuerza a lo alto de la colina.
  • Bajadas: todo lo que sube baja. Los descensos son una diversión para muchos y sufrimiento para otros debido a su dificultad técnica y estado físico. Como he explicado antes, en la montaña encontramos una gran variedad de bajadas: busca las más adecuadas y fáciles para ir cogiendo confianza y ganar fuerza.

Equipación básica para trail running

  • Zapatillas de trail running: han de ser cómodas y adaptarse a tu tipología de pisada, aportando una buena amortiguación y estabilidad para proteger los tobillos y garantizar un buen apoyo. Si el terreno no es muy técnico y los desniveles son suaves, puedes iniciarte con unas zapatillas de running, aunque es más aconsejable empezar con unas de trail.
    Debes elegir unas zapatillas que se adapten al terreno, con un taqueado adecuado al tipo de superficie: tacos pequeños para terrenos compactos, secos y duros; tacos separados y prominentes para terrenos blandos, húmedos o hierba.
    Es preferible que las zapatillas sean más holgadas que unas de running, pero sin llegar a sujetarnos el pie con firmeza; esto podría provocar inestabilidad y deslizamiento indeseados, sobre todo hacia la puntera, causando llagas y daños en las uñas.
  • Calcetines: si son reforzados con más tejido en la planta del pie y la puntera, son idóneos para trail running, pues ofrecen un extra en amortiguación y confort, mejorando la sujeción del pie. Personalmente, es la parte a la que atribuyo más importancia de toda la equipación, junto a las zapatillas.
  • Camisetas: las de manga corta o larga son las más recomendables porque protegen los hombros y antebrazos de posibles rozaduras de ramas y arbustos. No obstante, si el recorrido es abierto, puedes utilizar camisetas de tirantes o sin mangas.
  • Pantalones y mallas: los pantalones de trail son de corte más largo que los de running y, últimamente, son diseñados con varios bolsillos compresivos para transportar agua, geles y barritas energéticas, de la misma forma que las mallas. Las mujeres también tienen la opción de utilizar faldas deportivas, una prenda que ha ganado mucho éxito los últimos años por su diseño y comodidad.

También te recomendamos leer: Más motivación para ser trail runner

Recomendaciones adicionales

  • Hazte un reconocimiento médico si no has pasado ninguno en los últimos 6-8 meses.
  • Fedérate en actividades al aire libre como running, montañismo, etc. para tener cobertura médica.
  • Respeta y cuida el medio ambiente; consérvalo limpio y manténlo como lo encontraste. Es un bien para el disfrute de todos y debemos comprometernos con su propia supervivencia.

Descubre todos los productos en Deporvillage y consigue tu equipación para trail running.

KEEP ON TRAIL!!

Agustí Roc

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here