Esta semana hemos estado con Marcel Zamora, triatleta profesional 5 veces ganador de Ironman Niza,  4 veces ganador de Embrunman y  1 Challenge Calella.

Hace poco has estado en el Extreman Salou. ¿Cómo ha ido esta competición?

Lo que buscaba en Salou era hacer un test de competición, porque al final una prueba con las tres disciplinas no la haces normalmente y la verdad es que estoy muy contento con el resultado y las sensaciones que me transmitió.  Me la tomé como una preparación para el Ironman de Brasil y realmente cumplió su objetivo.

Así pues, vamos a la importante… ¿qué tal el Ironman de Florianópolis?

En este caso también ha ido bastante bien y, aunque me encontraba con fuerzas para ganar y quedar en el primer puesto, finalmente quedé tercero, que también está muy bien. Estamos acostumbrados a unos resultados muy buenos y parece que si no ganas no has cumplido tu objetivo, pero al final un tercer puesto en un Ironman es estar en el podio, lo que considero un muy buen resultado.

¿Cómo te preparas para competiciones como éstas?

Depende de la prueba, pero por ejemplo, el Ironman de Brasil era muy rodador así que iba con bicicleta de crono y los entrenamientos consistían en rodar en llano y no buscar mucho esfuerzo. En cambio, para Niça y a partir de ahora que sigo haciendo Embrun, voy más con la bicicleta de ruta y entonces me concentro más en entrenamientos tipo puertos.

A parte, sobre todo para Embrun, la última semana de julio y las dos primeras de agosto sí que entreno aprovechando los puertos, cosa que aquí en Barcelona no puedo hacer y es lo que después me voy a encontrar en la carrera.

El esfuerzo en cada disciplina va variando dependiendo de cómo me encuentro físicamente. Puedo hacer desde 3 horas hasta 6 o 7 de bicicleta. De natación normalmente estoy entre los 3.000 y los 4.000 metros de lunes a viernes y de running normalmente la tirada más larga suele ser de 2 horas, aunque 1 hora u hora y media seguro que la hago 5 días a la semana.

Entreno los 7 días de la semana en un horario laboral normal, aunque sigo un poco la pauta de entrenar solamente por la mañana durante los fines de semana. Aun así, siempre que puedo intento repartirlo para dejarme algún día libre porque si no psicológicamente es muy duro. Al final la vertiente psicológica desgasta más que la física.

Entonces, ¿crees que es una cuestión más mental que física?

Sí, eso creo. Al final el cuerpo se adapta a como tú lo eduques. Si te cuidas físicamente, descansas lo suficientes y sigues una alimentación adecuada reúnes las condiciones físicas pero la lucha siempre es psicológica.

Por ejemplo, estos entrenos de 6 o 7 horas de los que hablábamos, que normalmente hago solo, al final son muchas horas que estas totalmente solo, dándole vueltas a la cabeza. Si estas en un buen momento y las sensaciones son buenas, perfecto pero si estas bajo de moral,  aunque tu forma física sea buena, la motivación no es la misma.

También tiene mucho que ver que normalmente entrenas para conseguir un objetivo. Si lo consigues, perfecto pero si no, psicológicamente es un golpe muy duro. Y este golpe te lo llevas prácticamente tu solo, porque aunque tengas un equipo el que ha hecho la carrera has sido tú.

En corta distancia a lo mejor no tanto, pero en larga distancia la mente juega un papel más importante. En larga a lo mejor haces 3 o 4 carreras al año, mientras que en corta a lo mejor haces 15. Para hacer la comparativa, puede que de estas 15, 5 no te vayan bien, pero las otras 10 sí. Por otro lado, si de largas haces 3 al año, puede que 2 te vayan mal y ya tienes la sensación de haber hecho una mala temporada.

¿En qué momento decides dedicarte profesionalmente al triatlón?

Al principio, como cualquier triatleta amateur hacia duatlones, triatlones olímpicos combinándolo con el trabajo y los estudios. Inicialmente algunos sponsors empezaron a dejarme la bici, más adelante ya me la regalaban y después también empezaron a poner dinero y, aunque no vives únicamente de ello, empiezas a animarte.

El proceso natural hasta aceptar ser profesional vino gracias a Christian, mi manager, que entre mis resultados en Niza y su capacidad profesional me hizo dar el salto y dedicarme profesionalmente a este deporte. Actualmente puedo vivir tranquilamente gracias a contratos con los sponsors, sin la presión de tener que ganar los premios en las carreras para subsistir.

Más que nada, se trata de un conjunto de buenos resultados que te llevan a ello. Puedes tener muchas ganas pero los resultados son el argumento definitivo. Actualmente llevo entre 7 y 8 años dedicándome 100% al triatlón. Participé en el primer Ironman en 2002 y actualmente ya llevo 21.

Desde entonces, ¿cuál crees que ha sido el mejor momento de tu carrera? ¿Y el peor?

He tenido muy buenos momentos y me cuesta mucho elegir uno de solo pero creo que el Embrun de hace dos años fue uno de los mejores, porque pasé un año muy duro y pensaba que no volvería a ganar un Ironman nunca más. Por eso este Ironman del 2012 creo que fue el mejor, ya que me ayudó a salir del mal momento y ganar la confianza que había perdido en mí mismo. De pensar en el final de mi carrera a ver que todavía seguía luchando… fue un momento muy emotivo.

En cuanto al peor, supongo que justo antes de este. La temporada anterior al Ironman del 2012 pasé por una lesión de fatiga que surgía por el estrés y las dudas de si continuar en esto o no. Me preguntaba si me hacía ilusión o si lo estaba haciendo por obligación. Todas estas dudas me provocaron una lesión que no sabía cuándo recuperaría. Por suerte, al final acabó bien y después de tomarme un descanso para recapacitar empecé a notar que aún tenía fuerzas para seguir entrenando y presentarme al Ironman. Por ese motivo, el hecho de ganarlo me acabó de dar el empujón que me faltaba para continuar.

¿Cómo es un día a día en la vida de Marcel Zamora? ¿Y la alimentación, sigues alguna dieta específica?

El día a día normalmente lo divido en dos partes. Por la mañana me levanto y salgo a entrenar en bicicleta o a correr, que son las disciplinas más duras. Después almuerzo, hago la siesta (si puedo intento no saltármela nunca) y por las tardes hago natación. Asimismo, estos dos últimos años, conforme me he ido haciendo mayor, también complemento los entrenamientos con una sesión de gimnasio.

En cuanto a la alimentación, sigo una dieta bastante normal. Durante el día como mucho y por la noche intento reducir la cantidad. Procuro cuidarme pero no sigo una dieta demasiado estricta. Sí que es verdad que cuando falta un mes para una carrera, empiezo a prestar más atención a mi alimentación. No como tanto dulce, fritos, etc.  Y aumento los carbohidratos para recuperar el desgaste en los entrenamientos largos.

Has escrito un libro y rodado un documental. ¿Qué te ha motivado a ello? ¿Qué tal ha ido la experiencia?

En ambos casos, los proyectos han llegado sin que yo los buscara, me los han propuesto.

El libro me lo propuso la editorial Deu i Onze y la verdad es que ha sido una experiencia increíble. Que te propongan escribir una biografía y puedas narrar tu vida y servir de referencia para la gente es un honor. Me gustaría pensar que sirve a la gente como pauta para la superación y la constancia, incluso para aquellas personas que no hacen deporte.

En el caso de la película viene a ser lo mismo, pero en lugar de centrarse en la experiencia a lo largo de mi carrera, se enfoca más en mi día a día. También fue una propuesta que me hicieron, buscando hacer más conocido el deporte del triatlón y divulgarlo en los medios mayoritarios.

Estuvimos grabando durante 6 meses y es difícil recoger la esencia de quien es Marcel Zamora en 50 minutos pero estoy muy satisfecho con el resultado y pienso que la productora ha hecho un trabajo excelente, la calidad de las imágenes es inmejorable.

Además, actualmente estoy en un proyecto para producir un nuevo libro que saldrá entre setiembre y octubre. Esta vez en lugar de ser biográfico, nos hemos centrado más en un libro tipo ‘manual’ para los aficionados al triatlón con consejos aportados según mi experiencia a lo largo de todos estos años.


FICHA

Nombre: Marcel Zamora.
Edad: 36 años.
Lugar de residencia: Banyoles y, ocasionalmente, Barcelona.
Un hábito saludable: Escuchar música mientras practico deporte.
Un sitio para ponerte en forma: Los Alpes franceses.
Un sitio para ponerte al límite: Alpe d’Huez
Un objetivo a cumplir en los próximos 5 años: Intentar hacer el récord de Embrunman. He ganado 4 y si consigo ganar 2 más, sería el deportista que ha ganado más Embrunmans de la historia.
Meta deportiva de la que estas más orgulloso: Haber conseguido ser un profesional del triatlón.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here