Entrenar en altura está asociado a los deportistas de alto nivel, pero cada vez somos mas los que para seguir avanzado en nuestra forma física aún a nivel de competición popular, nos permitimos realizar entrenamientos en alturas moderadas.

Cuando hablamos de altura nos referimos a niveles de altitud sobre el nivel del mar de entre 1500 y 3000 metros.

A nivel deportivo profesional son habituales las concentraciones de equipos, pero insistimos a nivel particular cada vez hay más opciones para una perfecta combinación de turismo, ocio y deporte. ¿Te has planteado tener unas vacaciones deportivas?

La altitud produce unos cambios físicos que actúan como estímulo y provocan respuestas de tu organismo tanto a corto como a largo plazo. Pero como todo hay sus normas, pautas, reglas que de no ser respetadas pueden llevarte a malgastar el esfuerzo empleado.

En síntesis se sabe que entrenándose en altitud, donde el aire es enrarecido, siendo la oferta de oxígeno menor, el cuerpo humano, expuesto a esta situación tiene un mecanismo de compensación produciendo más glóbulos rojos con la finalidad de aumentar la capacidad de transportar poco o menor cantidad de oxigeno.

Algunos beneficios del entrenamiento en altura:

1- Incorporación de nuevos y variados estímulos de entrenamiento.

2- Mayor aprovechamiento del tiempo. En altura, incluso en reposo se está entrenando.

3- Estímulo eritropoyético.

4- Mejora en la capilarización del músculo.

5- Mejoras en la maquinaria enzimática muscular y en la capacidad tamponadora.

6- Aumento del estímulo de los músculos ventilatorios.

7- Mayor intensidad en eventos de corta duración.

8- Aprovechamiento de condiciones ambientales favorables.

9- Ambiente psicológico de convivencia más favorable para los equipos.

Toma estas precauciones:

1- Prepara la estancia, elige el lugar, las fechas.

2- Incluye en tu plan una preparación previa y posterior.

3-  Solo sube si estás en perfecto estado de salud. Haz un chequeo previo.

4- Prepara las cargas en función de tu experiencia, el momento en el que llegas y el deporte que preparas.

5- Cuida de manera especial la alimentación y la hidratación.

6- ¿Has pensado que cualidad preparar? Consulta con un profesional.

7- Controla los esfuerzos realizados y como los asimilas.

8- Sin  presiones, habrá cambios que experimentar y reacciones que controlar.

Puedes recurrir a centros de alto rendimiento, a preparadores profesionales y como no a tu tienda de deportes  de referencia: Deporvillage.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here