EL PASSO GIAU EN BICICLETA DE CARRETERA

La subida que conduce al Passo Giau es muy conocida por los amantes del ciclismo.
En pocas ocasiones se ha recorrido durante el Giro d’Italia: la primera vez fue en 1976, año en el que fue dominada y ganada por cuarta vez por Eddy Merckx.

Su fama se debe principalmente al hecho de que el Giau es una de las subidas en el largo recorrido del Maratón de los Dolomitas, como hemos dicho en el post dedicado.

La subida se puede realizar por dos lados: desde la Selva di Cadore o desde Pocol, una pequeña aldea sobre Cortina d’Ampezzo.
En el Giro d’Italia siempre se ha recorrido al lado de la Selva di Cadore, la más dura y espectacular, y esta será la ruta que os contaremos.
El lado del Véneto es más corto y ligeramente más fácil, aunque sigue siendo muy difícil porque la pendiente media está distorsionada por algunos tramos iniciales fáciles, mientras que en las partes central y final es muy dura y constante. Además, hay que tener en cuenta que para llegar a Pocol hay que salir de Cortina d’Ampezzo, sumando algunos kilómetros….

ALGUNOS NÚMEROS

La subida es de 10,1 km con una pendiente media del 9,1% y un pico máximo del 16%. La salida está a 1314m de altitud, mientras que la altitud de la colina es de 2236m.
La horquilla se dobla, en total, 29.

PASO GIAU – SALIDA 

Como ya se ha dicho, la salida para la subida al Passo Giau es en la Selva di Cadore.
Uno de los rasgos distintivos de la subida es su constancia, y ya en la primera parte esta característica es muy evidente.

Como casi todas las subidas, la primera parte es también la menos espectacular. La primera curva sólo se encuentra después de más de un kilómetro y medio, pero es muy agradable de recorrer rodeado de vegetación.

PASSO GIAU – EL CENTRO

A unos cuatro kilómetros de distancia se despega la subida. Las curvas se vuelven frecuentes y se sube muy rápidamente considerando las pendientes siempre alrededor del 10%.

Las vistas son muy complacientes, rodeadas de árboles, y en algunas partes del valle se puede ver claramente lo que estás ascenciendo…. ¡y mucho!

En el centro hay dos galerías cortas y bien iluminadas, que no son motivo de preocupación.

PASSO GIAU – LLEGADA

Es en los últimos kilómetros donde la subida al puerto de Giau se hace realmente espectacular. Pedalear con la majestuosidad de la cima del Monte Nuvolau frente a tus ojos, es una experiencia increíble.
Nos enfrentamos a unas curvas, pasamos por otra galería, a nuestro alrededor el paisaje se vuelve más árido… pero en realidad lo que realmente queda en la cabeza es la montaña frente a nosotros. Todo lo demás no cuenta.

Es como tener un visor delante de tus ojos: te da la referencia de dónde estará la línea de meta, lo que en muchas otras subidas no sucede cuando ves la llegada sólo después de la última curva.

Una vez que lleguéis, bueno, lo que creo que es una de las vistas más hermosas de las Dolomitas se abre ante tus ojos a 360°. Se puede ver claramente Cortina d’Ampezzo, el Tofane, la Croda Rossa, el Pelmo, el Pomagagnon, el Cristallo y la Croda da Lago, el Averau, el macizo del Sella y la Marmolada. 

Y, por último, pero no por ello menos importante, encontraréis un lugar perfecto para relajarse, respirar aire puro y recordar que os encontráis en el País más precioso del mundo.

«¿Cerveza?”
«»Sí, por favor.»

Para que todos practiquen su deporte favorito, está Deporvillage

 

Summary
EL PASSO GIAU EN UNA BICICLETA DE CARRERAS
Article Name
EL PASSO GIAU EN UNA BICICLETA DE CARRERAS
Description
La subida que conduce al Passo Giau es muy conocida por los amantes del ciclismo. En pocas ocasiones se ha recorrido durante el Giro d’Italia: la primera vez fue en 1976, año en el que fue dominada y ganada por cuarta vez por Eddy Merckx.
Author
Publisher Name
Deporvillage Magazine
Publisher Logo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here