EL CICLISMO Y LA LLUVIA: CUANDO TIENE SENTIDO ENTRENAR (Y CUANDO NO)

¿Tiene sentido entrenar bajo la lluvia? ¿O es un riesgo innecesario?

Para muchos de nosotros, no profesionales sino amateur, la duda no surge: cuando llueve, la bicicleta se queda en el garaje y, los que lo tenemos, en el rodillo.

Pero los hay que ven algo de magia en el hecho de pedalear bajo la lluvia. 

Por supuesto, si estamos en Bélgica o en el norte de Europa, la cuestión no se plantearía, entre otras cosas porque allí llueve con tanta frecuencia que sería prácticamente imposible salir sin riesgo de lluvia especialmente en algunas épocas del año.

La realidad es que cada situación es particular, a veces se puede, otras veces es absolutamente mejor evitarla.

¿CUÁNTO LLUEVE?

Lo primero que hay que considerar: ¿cuánto llueve? Y, ¿está previsto que aumente la lluvia?

Si hay tormentas y fuertes lluvias, obviamente es mejor quedarse en casa. Salir en estos casos no tiene mucho sentido: no te diviertes y además es muy peligroso por el asfalto mojado, la mala visibilidad y el riesgo de granizo.

Si es una lluvia constante y tranquila, no hay grandes problemas, a menos que…

¿EN INVIERNO? MEJOR QUE NO

En verano la lluvia puede ser un alivio, pero en invierno no es lo mismo. Si la lluvia se combina con temperaturas por debajo de los 8-10 grados es mejor evitar salir al exterior. La percepción de la temperatura será aún más baja, lo cual no es bueno. Consideremos el hecho de que si las condiciones son tan extremas, ni siquiera los profesionales pueden entrenar… 

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS?

  1. Asfalto resbaladizo. Será necesario disminuir la presión habitual de los neumáticos, evitar tocar las rayas blancas en el asfalto y tener en cuenta que el tiempo de frenado aumentará.
  2. La visibilidad. Eres mucho menos visible bajo la lluvia, especialmente para los coches. Las luces y ropa con elementos reflectantes en este caso son indispensables.
  3. Los resfriados. Este es el riesgo más común: los resfriados debido al frío. En este caso, la ropa utilizada marcará la diferencia. 

LA ROPA Y LAS RUTAS ADECUADAS

Para entrenar bajo la lluvia, especialmente en invierno, se necesita ropa apropiada. 

Cubre-zapatos y guantes impermeables, cascos integrales, estos son sólo algunos de los trucos básicos. Pero hay que tener el cuidado de usar ropa técnica para no sudar demasiado, lo que sería aún peor. 

La elección de la ruta también es fundamental. Como la visibilidad se reducirá, es mejor optar por carreteras que no sean muy transitadas. También es mejor evitar los descensos largos. Además, en general, es mejor evitar los entrenamientos y las salidas que superen las dos horas.

GRAVEL Y MTB?

El gravel y el ciclismo de montaña son actividades muy recomendables en caso de lluvia. Permiten pedalear en zonas aisladas, lejos del tráfico, quizás incluso donde corre menos viento (lo cual no es malo). Además, las velocidades moderadas hacen que haga menos frío.

El tipo de entrenamiento finalmente, también es algo a tener en cuenta: a mayor intensidad, más temperatura cogerá tu cuerpo y tendrás más sensación de calor durante la salida. 

Puedes comprar todos los productos en Deporvillage

Stefano Francescutti

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *