En los últimos años se ha comenzado a popularizar el uso de prendas deportivas de compresión entre el gran público. Una vez más se trata del acceso para las mayorías a la tecnología aplicada al deporte.

En uno de nuestros artículos anteriores poníamos un ejemplo sobre este tema refiriéndonos al uso de los pulsómetros. Un ejemplo concreto de como la tecnología pasa del sector deportivo de élite al gran público, sin duda gracias también a que el sector deportivo profesional se presta al ensayo.

En este caso queremos dar continuidad y complementar nuestro artículo sobre prendas de compresión que publicamos meses atrás.

El principio de la ropa compresiva fue convertido en instrumento habitual en medicina para el tratamiento de pieles quemadas. En el mundo del deporte se introdujo su uso en deportes de alta resistencia por las prestaciones que se obtiene de los tejidos denominados «inteligentes» y no hablamos de nanotecnología, para mejorar la recuperación.

El deportista se asegura un calentamiento muscular mas rápido y eficaz, asegura la evacuación de la humedad, el mantenimiento de la temperatura corporal,  disminuir la fatiga muscular cuando hace un ejercicio de forma intensa y reduce el dolor muscular. De esta forma se evita la aparición de las temidas agujetas y se reduce el riesgo de lesiones musculares. Conseguirás limitar los movimientos musculares que no son eficientes y que solo aportan gasto extra de energía y perdida de control sobre el movimiento muscular.

Lo que empezó siendo usado en prendas como calcetines y medias ha pasado a ser usado en camisetas y pantalones. En estas prendas la estructura del tejido asegura la compresión según el diseño, en zonas de 360º o las líneas de trabajo de tus músculos, facilitando los movimientos de elongación y contracción muscular pero aportando control pues evitan desplazamientos laterales.

Las prendas de compresión están indicadas y se emplean en cualquier actividad deportiva, especialmente para los deportes aeróbicos que es donde ofrecen mayores beneficios, pero también se emplean en recuperación tras el esfuerzo, rehabilitación de lesiones y en trabajos donde se pasan largos periodos de tiempo de pie. En la actualidad fútbol, ciclismo, baloncesto, balonmano y atletismo son los deportes donde más introducido está el uso de estas prendas.

En Deporvillage no solo podemos ofrecerte ropa deportiva, ponemos a tu disposición una amplia gama de artículos de ropa deportiva inteligente, las mejores marcas y si lo precisas nuestro asesoramiento para lo que precises.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here