Quemar grasa no es tan fácil y puede llegarnos a obsesionar. A medida que llega el tiempo cálido comenzamos a quitar capas de ropa y parece que la grasa acumulada aparece de repente como si no supiésemos que estaba ahí. Comienza a atormentarnos la «operación bikini».

La primera reacción es pensar en dejar de comer y la segunda empezar a quemar lo que hemos acumulado. Sin embargo nosotros no te vamos a recomendar ni lo uno ni lo otro. Te vamos a recomendar que pienses un poco.

Lo más probable es que si has acumulado peso y reservas grasas es porque no has llevado una mínima disciplina de vida sana.  Si puede ser que no hayas dejado de comer sano, pero si has practicado vida sedentaria y habrás comido sano pero más cantidad de la que tu cuerpo necesita. Conclusión: hace meses que empezaste a acumular lo que ahora ves.

Una correcta combinación de hábitos de vida sana: comida, descanso, ejercicio, actitud es lo que puede llevarte a tomar el control sobre lo que no has podido controlar. Puedes, solo hace falta dar el primer paso al que sucede el segundo y así sucesivamente.

En cualquier caso no te obsesiones. Si comienzas a hacer deporte ¡ojo!, antes hay que estar en forma. No te lanzes a correr como un poseso por el parque. Sigue estos consejos:

-Haz una ingesta correcta de agua al día.

Modera la cantidad de alimentos inicialmente y pasa luego a quitar de tu dieta los más desaconsejables.

-Toma el hábito de hacer ejercicio cada día:  sobre colchonetas, andando, iniciandote en el running, cicilismo, nataciónpero en distancias cortas, solo o en grupo.

-Se realista en los tiempos esperados para obtener resultados. No quieras en un mes estar como si llevases un año de disciplina alimenticia y deportiva. La forma cuesta mucho cogerla y nada en perderla. Se constante.

-Da una vuelta más de tuerca a la dieta. Puedes quemar grasas sin dejar de comer. Pero antes debes haber superado el paso anterior sobre tus hábitos de comida.

-No te  vengas abajo cuando visites el gimnasio, el parque o la pista… los que llaman tu atención por su excelente forma lo han logrado con esfuerzo y constancia. Tu puedes hacerlo.

-Si quieres ir más allá, tienes forma suficiente y eres habitual del fitness te toca perder grasa sin perder músculo. Pero ojo que para perder primero hay que tener volumen. Primero crecer para luego marcar.

En Deporvillage nos priva el deporte, pero ya sabes… con cabeza. Nos tienes a tu disposición para orientarte en tu mejor equipamiento para hacer deporte.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here