Todos sabemos que dentro del agua nos movemos a velocidad baja. Y esto es debido a que nos falta una capacidad de propulsión suficiente y nuestras extremidades se parecen poco a las de un pez.

Sin embargo si buscamos una natación eficiente debemos saber controlar la técnica del nado subacuático.

Una vez te lances al agua o bien realices virajes vamos a tener que buscar la eficacia de nuestro forma de nadar. La velocidad con la entramos no se puede mantener una vez entramos en el agua por la resistencia que ofrece nuestro cuerpo. Y a la hora de realizar el viraje lo antes posible debemos recuperar la velocidad de nado que hemos conseguido en el largo.

Para ello repasamos contigo unos trucos sencillos que te van a ayudar a mejorar, seguro.

1-Posición ideal. Cada uno tendremos que adaptarla según nuestras características pero imaginando que somos un torpedo, que debemos estar estirados al máximo, con las dos manos juntas una encima de la otra y palmas mirando hacia abajo. Los brazos estirados y la cabeza en medio de estos mirando hacia abajo.

2-Buscando propulsión. Intentando imitar a algunos de los seres marinos más conocidos: el delfín, realizando un movimiento ondulante empezando por las manos y que acaba en las piernas con un movimiento similar a la patada de mariposa. Movimiento con amplitud mínima en el inicio con las manos y máxima en los pies. Prueba tus mejores opciones de combinación de número de patadas y la amplitud de las mismas para ver los posibles resultados. Practícalo a fondo. Para ello te puede ser de utilidad el uso de aletas haciendo series partidas, es decir mitad de piscina por superficie y la otra mitad nadando por el fondo.

3-Busca el fondo. Para que puedas alcanzar tu máxima velocidad subacuática tendrás que nadar lo más pegado posible al fondo. La resistencia al oleaje va a ser mas fuerte en superficie por lo que debes estimar realizar este nado a una media de 2 metros. Más profundidad te hará perder el tiempo al zambullirte y al buscar luego la salida a superficie. Evita los cambios bruscos en la trayectoria del cuerpo… y si compites ten en cuenta la distancia máxima que puede cubrir vuestra cabeza debajo del agua.

Te recomendamos leer: 6 mitos habituales en natación

Finalmente para que puedas estimar si tu nado subacuático es rentable o no debes probar varias combinaciones y cronometrarlas comparando las diferencias de tiempo obtenidas.

Ver todos los productos natación en Deporvillage

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here