¿Cómo se monta un cassette? Ésta es la primera pregunta que me hice cuando me regalaron unas ruedas nuevas.

El procedimiento es muy sencillo; os aseguro que, si yo lo conseguí, cualquiera puede hacerlo.

Estas indicaciones son útiles para cualquier tipo de bicicleta: MTB, gravel, bicis urbanas y de carretera.

Las herramientas

Para montar o desmontar un cassette, son pocas las herramientas imprescindibles, que no se pueden sustituir por otras “menos adecuadas pero que nos pueden servir”. Como, por ejemplo, cuando nos las arreglamos para enroscar un tornillo de estrella con un destornillador plano. ¿A quién no le ha pasado? Pues no, éste no es el caso.

Vais a necesitar:

  • Una llave para cassettes: las más recientes son universales (antes no lo eran). Es necesaria para bloquear y soltar el cassette.
  • Grasa: las hay de varios tipos, según las preferencias personales. Se aplica en la rosca de la arandela.
  • Llave de cadena: se utiliza para sujetar el cassette mientras desenroscamos la arandela.

Primer paso: montamos el cassette

Lo primero que hay que hacer para montar el cassette es colocarlo en el núcleo. Tanto los piñones como el núcleo tienen unas ranuras que deben coincidir para que el cassette encaje.
Puede resultar más sencillo desmontar el cassette y colocar cada piñón por separado; en este caso, hay que tener cuidado con mantener el orden inicial de los piñones. Hay que colocarlos del más grande al más pequeño, dejando los números de dientes del piñón (grabados en la superficie exterior) a la vista.

Cuando todos los piñones estén colocados, hasta el más pequeño, debemos aplicar la grasa en la arandela y enroscarla a mano.

Segundo caso: fijamos el cassette

Fijar el cassette es el paso más importante, por muy sencillo que sea.
Introducimos la llave para cassette en el interior del núcleo y apretamos, girando en el sentido de las agujas del reloj. Y ya está.
Si disponéis de una llave dinamométrica, apretad a 40Nm.

Desmontamos el cassette

Desmontar el cassette es tan sencillo como montarlo.
Hay que apoyar la rueda en el suelo, como se ve en la imagen. Bloqueamos el cassette utilizando la llave de cadena con la mano izquierda.
Con la derecha, introducimos la llave para cassette en el interior de la arandela, girando en el sentido contrario a las agujas del reloj.

Si el cassette lleva mucho tiempo montado en la rueda, este procedimiento podría resultar más complicado debido a la mayor resistencia. En este caso, no hay que desanimarse, sino aplicar la fuerza necesaria hasta que se suelte, emitiendo el típico «clic».

Conclusión

Montar y desmontar el cassette es muy sencillo y útil, no sólo para utilizar una rueda o un cassette nuevos, sino también para la limpieza de estos componentes.
¡No hay que olvidar que la limpieza y el correcto mantenimiento de tu bici te permitirán ir más rápido!

Está todo claro, ¿verdad?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here