Las vueltas que da la biela por unidad de tiempo, midiendo desde un punto a la vuelta al mismo punto de la biela de una sola pierna, esto es la cadencia de pedaleo.

No hay una cadencia exacta que sea la mejor, todo depende del terreno,  sensaciones y tipo de pedaleo. Cadencias y desarrollos diferentes pueden hacer que avancemos lo mismo por pedalada, por eso es importante saber en qué terreno nos encontramos.

Mantener una cadencia de pedaleo muy alta puede hacernos perder metros y lo contrario puede perjudicar nuestras articulaciones.

Lo que está claro es que una cadencia “alta” mejora la alternancia contracción-relajación muscular mejorando la irrigación y retorno sanguíneo.  Muy asumible en llano pero no tanto en subidas.

Dos ciclistas pueden ir a la misma velocidad engranando diferente desarrollo y cadencia, avanzando los mismos metros por pedalada. Encontrar la formula ideal es el objetivo. Puedes estimar estos límites como aconsejables: cadencia de pedaleo entre 85 a 95 rpm. en carretera y si se va en grupo la cadencia debe ser constante a 91 rpm aproximadamente. Al incrementar el ritmo de pedaleo por encima de este nivel se aumenta demasiado el consumo de oxígeno.

Determinados estudios han demostrado que para una intensidad del 80% del VO2max. (un 85% más o menos de la FC máxima) la cadencia más óptima es de 91 rpm en comparación con cadencias de 60 o 120 rpm.  En cambio cuando el terreno se inclina, para desniveles medios del 10% y siguiendo al 80% del VO2max la cadencia recomendada es de 84 rpm frente a cadencias más bajas que se creían que eran más idóneas.

En el record  de la hora Miguel Indurain llegó a llevar un ritmo medio de 101 pedaladas con un desarrollo de 59×14, Tony Rominger 102 con un 60×14 y Chris Boardman 104. Alucinante verdad y ya hace años.

Pero fuera de promedios profesionales un ciclista aficionado debe tener en cuenta las siguientes premisas para conseguir un pedaleo redondo y ágil.

-La clave está en conocer que avance tenemos con cada uno de los desarrollos y utilizarlos para nuestra ventaja. Por ejemplo podemos pasar de un desarrollo 42×13 podemos cambiar a un 52×17 sin notar cambio de resistencia.

Monitorizar los entrenamientos. Un pulsómetro/GPS/cuenta kilometros asegura programas de entrenamiento de resistencia y medición de frecuencias  que te permiten saber en todo momento que estás logrando y cómo está mejorando tu forma física.

Una inversión que rentabilizarás con los resultados obtenidos. No lo dudes.

Ver todos los productos de Electronica Ciclismo en Deporvillage 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *