Si nos preguntan en que consiste la técnica del vendaje neuromuscular, lo más probable es que nos encojamos de hombros. Pero si nos dan la pista de que se trata de las tiras adhesivas de colores, que a los habituales de la fisioterapia alguna vez nos han puesto, ya la cosa se esclarece algo.

Esta técnica está más que extendida a nivel mundial en el campo de la fisioterapia, sin embargo a nivel popular puede llegar a parecer que es una técnica reciente. Nada más lejos de la realidad, pues desde los años 70 en los países del sol naciente viene empleándose , seguro que debido a la predisposición que tienen a la cultura de medicina tradicional tan basada en la filosofía oriental. El Dr. Kenzo Kase (Japón) es su inventor y sus enseñanzas han pasado en directo por nuestro país.

Lo cierto es que la falta de información nos puede llevar a quedarnos en lo antiestético que nos parece ver asomar por debajo de nuestra ropa esas cintas o en lo que realza nuestro estilo deportivo si las paseamos por el gimnasio. Detrás de todo esto hay un importante aporte a la salud.

Sin pretender dar explicaciones que les corresponden a los técnicos competentes,

si queremos concluir en que la técnica del Kinesio Taping basa su efectividad en permitir la recuperación de una lesión múscular, articular, neuronal o de ligamento,

buscando disminuir las tensiones que sobre ellos  se ejercen, permitiendo cierta libertad de movimiento y desatando la cadena de recuperación: reeduca la postura, calma el dolor, facilita el drenaje linfático, la circulación y la llegada de nutrientes al foco de la lesión.

No es la panacea, pero aplicado junto con otras técnicas de recuperación como la crioterapia, masaje, estiramientos, ha demostrado gran eficacia en la recuperación de lesiones no solo de deportistas sino aplicable a dolencias musculares y articulares de todo tipo de personas.

Es una técnica barata, fácil de aplicar (pero que tiene unas pautas técnicas concretas), que mantiene su eficacia fuera de la consulta del especialista y nos acompaña las 24 horas del día. La adherencia de las cintas mantendrá la aplicación de sus beneficios en nuestro cuerpo entre 3-4 días antes de despegarse, momento en el que podemos quitarlas.

Y para terminar de aclarar tus dudas, no hay ninguna diferencia entre las cintas de diferentes colores. Sean del color que sean la eficacia del material es la misma. Se trata solo de una cuestión cromática, todas tienen las mismas propiedades y efectos sobre la lesión.

¿Has comprobado el beneficio de esta técnica en la recuperación de alguna lesión?

¿Eres profesional de la fisioterapia y quieres contarnos algo más sobre este tema?

No dejes de dejarnos tu comentario, en Deporvillage no solo te equipamos para la práctica de tu deporte favorito, nos preocupamos por hacer bien deporte, sea cuál sea.

Comentarios

  1. Estimados Amigos he escuchado muy buenos comentarios referente a estas cintas, sufro de calambres me sirven estas cintas donde las puedo encontrar o las venden soy de chile
    Saludos cordiales.
    Johnson

    1. Sin duda te recomendamos su uso a través de un especialista. No se trata de un sistema de auto-uso por parte del deportista. Tu fisioterapeuta sabrá como debe realizarse el tratamiento: colocación, duración y técnicas asociadas como masaje, frío, etc. La venta se realiza en tiendas especializadas en apoyos médicos y farmacias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *