Cómo ajustar el sillín de tu MTB

La posición en la bicicleta es uno de los principales aspectos estratégicos que un ciclista tiene que saber dominar, sobre todo si pasa muchas horas pedaleando. Es el primer paso para «ser una prolongación» de la bici de forma eficaz y correcta. La altura del sillín, los pedales y la distancia entre manillar y sillín son parámetros fundamentales que hay que ajustar de forma correcta para evitar una postura impropia y poco confortable.

Por esta razón, hay especialistas que, a través de una medición bio-mecánica, pueden evaluar la mejor postura, llegando a diseñar bicicletas hechas a medida: es el caso de los profesionales. En este caso, vamos a analizar los pasos básicos para adoptar la mejor posición en la bicicleta, evitando sufrir dolores de espalda, tortícolis y entumecimiento muscular, que convierten las salidas en bici en un sufrimiento innecesario.

El primer paso, y el más importante para que nuestra bicicleta se adecúe a nosotros, consiste en la elección del cuadro de la talla apropiado: generalmente, se clasifican como S, M, L, XL. Una vez adquirido el cuadro que mejor responda a nuestras exigencias, hay que ajustar los componentes que influyen sobre la posición del ciclista: manillar, sillín y bielas. Os recomendamos ajustar cada pieza por separado, probar la bici y ver cómo va. Hay que probar cada cambio bio-mecánico más de una vez para que el cuerpo se acostumbre y no se fatigue. Una vez asimilada la nueva posición, es posible pasar a la siguiente.

La altura del sillín

Es posible establecer la altura correcta del sillín a través de una simple prueba: nos ponemos los zapatos que solemos usar para nuestras salidas, montamos en la bici y apoyamos el talón en el pedal. Mientras un amigo nos sujeta, pedaleamos hacia atrás hasta que la biela esté en el punto más bajo, paralela al tubo vertical del cuadro. En esta posición, la pierna tendrá que estar estirada sin llegar a tener los músculos en tensión. Cuando la altura del sillín esté regulada, volvemos a pedalear hacia atrás. Si notamos que la extensión de las piernas no es completa, subimos el sillín; si, por lo contrario, balanceamos la cadera pedaleando, lo bajamos.

La inclinación del sillín en MTB

Por lo general, hay que ajustar el sillín en posición horizontal y paralela al suelo, pero para aumentar la comodidad en la subida, podemos inclinarlo ligeramente hacia adelante. Esta solución permite desplazar fácilmente el centro de gravedad hacia adelante, descargando más peso sobre la rueda delantera. De esta forma aumenta el agarre sobre la rueda delantera, sobre todo en las subidas y en los tramos más empinados. Además, un sillín inclinado hacia adelante permite pasar más fácilmente de la posición sentada a pedalear estando de pie, lo que es muy común en Cross-Country.

Retroceso sillín

Es un ajuste que influye en la posición de la rodilla en relación al pedal. La mejor solución es tener la rodilla en el mismo eje que el pedal: es la «posición neutral», lo mejor para alcanzar una buena potencia sin afectar a la articulación de la rodilla.

 

Longitud de la potencia

En los últimos años, las potencias, que solían medir 100 mm, han llegado a medir 70 mm para evitar que el centro de gravedad se desplace demasiado hacia atrás, despegando así la rueda delantera del suelo cuando pedaleamos en las subidas. Generalmente, una potencia corta hace que la bicicleta sea más reactiva en las rutas técnicas y a velocidades elevadas, ya que el centro de masas retrocede y la dirección es mucho más sensible.

Encuentra todo lo que necesitas para tu MTB en Deporvillage

Marco Trabucchi

Summary
Cómo ajustar el sillín de tu MTB
Article Name
Cómo ajustar el sillín de tu MTB
Description
La posición en la bicicleta es uno de los principales aspectos estratégicos el sillín
Author
Publisher Name
Deporvillage Magazine
Publisher Logo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here